Corazones sacudidos, emociones desbordadas.

He leído muchos mensajes y fuentes que hablan de cómo las personas se desbordaron a ayudar después de ocurrido el sismo del 19 de septiembre de este año, lo cual muestra esa capacidad de apoyo y organización que tenemos como seres humanos y en lo particular como mexicanos ante una situación de emergencia. Por ahí flota la idea de que, si usáramos esta misma capacidad para lograr objetivos en común, podríamos mejorar bastante la situación de muchas personas en el país, y ojalá que así sea y se haya sembrado una semilla.

Así como nos desbordamos por apoyar al que está en una condición distinta, y es que son muchos los motivos que nos mueven y no solo la empatía, también debemos procurarnos. Cuidarnos a nosotros mismos es indispensable, aun nuestro estado fisiológico se encuentra secuestrado por el sistema amigdalar (que funciona como un radar que detecta los peligros), lo que no nos permite la asimilación correcta de nuestras emociones y pensamientos, y nos mantiene en un loop constante de activación hacia distintos estímulos. Claro que existen formas de regresar a un equilibrio, algunas prácticas como la meditación, la yoga, las actividades deportivas, las actividades lúdicas son herramientas eficaces para disminuir la activación fisiológica a causa del estrés, pero también fortaleciendo nuestras redes de apoyo sociales son un mecanismo eficaz para recuperarnos.

La pérdida del hogar, las materiales, y las personales las sufrieron unos cuantos, pero otros muchos perdimos seguridad, desde el punto de vista emocional, ahora tenemos esa sensación de no estar seguros en nuestros hogares, escuelas o empleos, ya que vimos estas estructuras colapsarse. Y es que poco a poco iremos recuperándola, pero no podemos bajar la guardia y seguir fortaleciendo la cultura de la prevención y la actuación ante un sismo, somos vulnerables en muchas regiones de nuestro país.

Un abrazo a todos y a todas, porque nos damos cuenta de que nos necesitamos. Porque podemos seguir apoyando y fortaleciendo nuestra unidad como ciudadanos y ciudadanas.

Un comentario en “Corazones sacudidos, emociones desbordadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s